Más personal de verificación llegará a Jerez para reforzar las medidas preventivas que entran en vigor con el cambio al semáforo epidemiológico amarillo del COVID-19, emitidas por el Sector Salud y el Gobierno Estatal.

“El cambio de color no significa que el virus haya desaparecido, por lo cual no se debe bajar la guardia y debemos continuar con las medidas preventivas”, enfatizó el Secretario de Gobierno, Liborio Carrillo Castro.

El Coordinador Regional de la Comisión Federal para la Prevención contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), Francisco López Martínez, recalcó que el color amarillo indica menos casos activos, menos ocupación hospitalaria e inicio de la vacunación pública, y mantenerse en esta condición depende del comportamiento de la población y los establecimientos comerciales.

Destacó que para mantener la vigilancia se destinaron dos nuevos elementos para un total de siete comisionados a dicha labor.

Las medidas del semáforo amarillo contempla la apertura de comercios esenciales y no esenciales en horarios establecidos, apertura de espacios públicos, gimnasios, centros deportivos, cines, mercados, supermercados, centros religiosos y albercas deportivas al 50 por ciento de su capacidad.

Al 75 por ciento laborarán hoteles, restaurantes y cafeterías, estos últimos con servicio hasta las 23:00 horas y cierre a las 24:00 horas, quedando suspendidos eventos masivos, conciertos, balnearios, ferias y eventos culturales, así como actividades escolares y deportivas para niños.

Se permitirán con protocolos sanitarios celebraciones eclesiásticas, bodas, 15 años, bautizos, entre otros, mientras que para las fiestas sociales deberá adquirirse un permiso de la COFEPRIS y la Secretaría de Gobierno.

Establecimientos con venta de alcohol podrán ofrecer sus productos hasta las 21:00 horas, y continúa la recomendación de no efectuar reuniones familiares o sociales, evitar fiestas en lugares cerrados y poco espaciados, al igual que las aglomeraciones en tianguis y comercios amblantes.