LOS DERECHOS DE LA MUJER EN LA SOCIEDAD

La importancia de los derechos humanos radica en que su finalidad es proteger la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la integridad de cada persona frente a la autoridad, destacó la psicóloga Georgina Vanesa Rodríguez Castaño quien ofrece una perspectiva sobre derechos de la mujer salvaguardados por la Constitución.

El articulo cuatro constitucional refiere la igualdad de género,  “… El va­rón y la ­mu­jer son igu­a­les a­nte la ­ley …” los seres humanos tienen derecho a vivir libres de cualquier forma de discriminación por motivos de sexo.

En ese sentido es importante que la mujer este consiente que tiene derecho a la educación, y no solo ello sino alcanzar niveles educativos cada vez más altos, así como a recibir educación que permita ampliar sus posibilidades de desarrollo laboral, en base al artículo tercero constitucional.

También tiene derecho a la salud que involucra contar con servicios de salud accesibles y de buena calidad, que los servicios de salud brinden atención integral que tome en cuenta las diferencias biológicas, médicas, psicológicas, laborales y económicas, que la información sobre los servicios de salud que recibimos tome en cuenta nuestra condición de género, que en todas las instancias y programas de gobierno se incorporen estudios e investigaciones relacionados con la salud de las mujeres y contar con una alimentación balanceada que permita nuestro desarrollo pleno.

De igual manera la mujer tiene derechos sexuales y reproductivos, “Toda ­persona­ tiene derecho a­ decidir de ma­nera ­libre, responsa­ble e informa­da ­sobre el nú­mero y el espa­cia­miento de su­s hijos …” Elegir libre sobre la utilización de anticonceptivos y no sufrir violencia sexual, refiere el artículo cuarto constitucional.

Derecho a una vida sin violencia en base al artículo, derecho al trabajo digno y socialmente útil porque así lo estipula el artículo 123; derecho al desarrollo y a la igualdad de oportunidades para obtener recursos económicos y la propiedad de la tierra así como la distribución equitativa de bienes, patrimonios, ingresos y servicios, según el 26 constitucional-

El derecho a la participación política activa y de manera equitativa en las instituciones gubernamentales, la administración pública, los órganos legislativos y los tribunales judiciales, articulo 35; derecho a un medio ambiente sano a participar en los planes de ordenamiento ecológico territorial, así mismo que en las políticas de desarrollo se incluya la perspectiva de género, de igual manera participar en la toma de decisiones en políticas públicas para alcanzar un medio ambiente sano, 25 constitucional.

La mujer tiene derecho a la información, contar con espacios en los medios de comunicación para difundir información sobre nuestros derechos, construir una cultura de la equidad. Art. 6° constitu­ciona­l

“La Violencia un modo de vida”

La evolución en los contextos social, cultural y económicos han impactado en la representatividad subjetiva del papel de la mujer en nuestra sociedad actual, las relaciones de convivencia entre hombres y mujeres, principalmente en la pareja se han modificado al grado de que su rol se ha empoderado, por lo cual las actividades se realizan en el ámbito público (ya estudia, ya trabaja, etc.), por lo que muchas de las ocasiones al género masculino lo contrapone con la imagen de aquella mujer de antaño quien asumía únicamente las tareas del hogar y atención a su familia sin permitirle tomar decisiones o salir a buscar algún apoyo económico para el sustento familiar. Diversos estudios de violencia y género se han polemizado en la evolución de los roles de género que han sufrido tanto hombres como mujeres, en la representación social, cultural y económica.

Por lo que cada vez la violencia ha alcanzado niveles alarmantes en nuestro país,  la frecuencia de casos y hechos delictivos han ido a la alza, sin mirar el sexo, la edad, la raza y el nivel socioeconómico, acciones y palabras que no le damos un nombre que lo hacemos cotidianamente, y que incluso se repite una y otra ves a las relaciones de poder desigual y al abuso de poder (violencia intrafamiliar, violencia hacia las mujeres, violencia hacia las personas vulnerables (niñ@s, personas de la 3ª edad, personas con capacidades diferentes) violencia laboral, violencia escolar, entre otras.

Entendiendo la Violencia desde la raíz etimológica del término remite al concepto de “fuerza”, el sustantivo de “violentar”, “forzar”, donde existe una relación implícita entre dos o más personas involucradas consientes o no de ello.

Los tipos de Violencia más comunes son:

Violencia Física: Se refiere a todo lo que causa daño físico o enfermedad y alguno de los indicadores son hematomas, cicatrices, quemaduras, fracturas inexplicables, en si lesiones en el cuerpo ya sean visibles o no visibles a simple vista.

Violencia Emocional o psicológica: Se ejerce a través del lenguaje, por lo que es muy difícil identificar y probarla se trata de insultos, amenazas, descalificaciones, gritos, groserías, apodos y mofas hacia otras personas.

Violencia Económica: El control y el poder se dirigen al dinero que se distribuye a la economía familiar, al escatimar el dinero en la proveeduría de alimentación, casa, vestimenta, educación y atención médica, así como los gastos que se generen en la familia.

Violencia Sexual: Hace referencia al acto de coacción hacia una persona con el objeto de que se lleve a cabo una determinada conducta sexual; se consideran también como ejemplos los comentarios o insinuaciones sexuales no deseados, o las acciones para comercializar o utilizar de cual otro modo la sexualidad una persona mediante coacción por otra persona, independientemente de la relación de este con la víctima, en cualquier ámbito, incluidos el hogar y el lugar de trabajo.

Por lo tanto, si se analizaran situaciones personales a través de los años de nuestras vidas, detectaremos por lo menos una situación de agresión que hemos permitido y callado, provocado o alguien cercano a nosotr@s dando pasos agigantados para concientizarnos y darle nombre de “violencia” que existe dentro y fuera de nosotros mismos.