La construcción de la velaria es parte de un proyecto integral de rehabilitación, asegura el gobierno municipal.
Una de las obligaciones de los gobiernos es la mejora y mantenimiento de los espacios públicos, en cada campaña abundan las promesas sobre las obras que se realizarán y cómo estas mejorarán las condiciones de vida de los ciudadanos. Hace casi año y medio se anunció el proyecto existente para mejorar las instalaciones de la alameda de Jerez, en aquella ocasión se instalaron juegos infantiles gestionados por la diputada Emma Lisset López Murillo.
Posteriormente se mejoró la iluminación de la alameda y ahora comenzaron los trabajos para instalar una velaria sobre la cancha de basquetbol para que pueda ser utilizada en cualquier horario y en temporada de lluvias, además de poder utilizarla para otro tipo de eventos cívicos y culturales, ya que con la pandemia que estamos viviendo, espacios bien acondicionados al aire libre son más necesarios que nunca. El proyecto contempla posteriormente dar mantenimiento a otras áreas de la alameda. Naturalmente la última etapa es la de reforestación y rehabilitación de áreas verdes, que podrá comenzar una vez que terminen las obras que generan escombro.
Sin embargo, al comenzar los trabajos de la velaria, hubo personas inconformes que denunciaron la supuesta destrucción de la alameda; en redes sociales se difundió la idea de que están destruyendo los árboles para colocar un domo -como si hubiera muchos árboles en medio de la cancha- e incluso hubo una manifestación en la que participó una veintena de personas.
Como es de esperarse, en redes sociales fue donde se manifestó la mayor inconformidad. Efectivamente algunos árboles tendrán que ser retirados para colocar la estructura que soportará la velaria, pero la afectación en ese sentido será mínima, aún cuando quienes quieren aprovechar este suceso para impulsar sus quijotescas aspiraciones políticas hablen de las obras como si fueran a colocar un enorme domo sobre toda la alameda y para ello fueran a talar todos los árboles.
El proyecto de la alameda tiene tiempo gestionándose y de acuerdo con el gobierno municipal, cuenta con el respaldo de las ligas de basquetbol -que son quienes más utilizan la cancha de basquetbol-; es muy lamentable que quienes no se interesaron antes por participar en el mismo ahora pretendan frenarlo engañando y manipulando a las personas mediante redes sociales, a sabiendas de que estas son terreno fértil para los odiadores profesionales y aficionados.
Es muy válido expresar una inconformidad con una obra y argumentar al respecto, lo que no es válido es intentar sacarla de contexto, desproporcionarla y obstaculizar algo que será útil para la población en general con el fin de intentar atraer los reflectores. No van a colocar un domo enorme sobre la alameda, no van a destruirla, no van a dejarla sin árboles, no se está destruyendo el legado de Ramón López Velarde -sí, leyó usted bien, a ese extremo llegaron los “argumentos”-; simplemente se está colocando una velaria sobre una cancha para que pueda ser mejor aprovechada por todos.