PROYECTO DEL SISTEMA MILPILLAS ES FACTIBLE TÉCNICA Y LEGALMENTE: ÁNGEL VILLALOBOS, ACADÉMICO DE LA UAZ
  • Semarnat aprobó el manifiesto de impacto ambiental
  • De las cinco propuestas que se analizaron originalmente, Milpillas fue la que resultó idónea para los fines requeridos
Zacatecas, Zac.- El proyecto del Sistema Milpillas es factible técnica y legalmente, aseguró Ángel Alfonso Villalobos de Alba, docente-investigador y responsable de la Maestría en Ingeniaría Aplicada de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ).
 
Durante su ponencia en el Foro de Análisis del Proyecto Hídrico del Sistema Milpillas, explicó que éste permitirá que disminuya la explotación de los mantos acuíferos subterráneos y se detenga la afectación freática.
 
Aseguró que, si no se refuerzan las fuentes de abasto de agua, en un futuro esto puede presentar mayores costos de explotación, acelerado abatimiento de los niveles en los acuíferos sobreexplotados,  deterioro de la calidad del agua, necesidad de adaptaciones y nueva infraestructura.
 
El investigador detalló que para determinar la viabilidad del proyecto se analizaron cinco propuestas de las cuales se determinó que la que brindaría mejores resultados es Milpillas.
 
Entre los estudios realizados, precisó, destaca el de impacto ambiental que tendría la zona, del que se realizó un manifiesto que fue aprobado por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).
 
Dicho documento, dijo, propone medidas para mitigar el impacto y se enfoca en realizar programas de protección de flora y fauna de la región, reforestación en las partes altas de la cuenca para favorecer la captura de agua y recarga hidrológica.
 
Además, la operación de la Presa Milpillas favorecerá el desarrollo de estrategias para el crecimiento social de la región, por lo que se determinó que el sistema también resulta factible ambientalmente.
 
Villalobos de Alba afirmó que Milpillas podría resolver las necesidades hidrológicas del corredor que se pretende cubrir, ya que sustentará el déficit de agua en la zona de estudio.
 
Adicionalmente, se espera reducir el abatimiento de los mantos acuíferos de manera inmediata y se podrá pensar en la recuperación de los mismos, por lo que su rentabilidad hace que el proyecto sea financieramente sólido.