Y… QUE TIEMPOS SEÑOR DON SIMÓN

 

Amanece el sábado de gloria… La fecha ansiada por muchos, y odiada por otros. La madrugada del sábado de gloria, desde muy temprano la gente comienza las actividades para tratar de pasar el mejor sábado de gloria. Comienzan a ensillar los caballos y poniéndose sus trajes de charro y ensillando los caballos, en el centro ya comienza la algarabía, las bandas tocando su mejor repertorio, comienzan a colgar los judas que ya han perdido su característica con el parecido con alguno de los típicos personajes jerezanos o aquellos borrachillos empedernidos que deambulan por la ciudad en busca de quien les cure la cruda.

El orgullo que siente aquel ducho o improvisado jinete que sobre el lomo de su brioso corcel trata de conquistar una chica sobre todo aquellas que vienen de otras latitudes y que abundan en este día, también viendo a los galanes de reojo echando ojos al mejor para que le dé una vuelta en ese corcel que monta en esos momentos.

Sin que se note, ha pasado el tiempo y ya la calle se llena de caballos y caballeros como jinetes y personas a pie que van y vienen a lo largo de la calle principal para dar vuelta más delante y estar de regreso, en una rutina que se vuelve monótona pero no aburrida, debido a que en cada vuelta encuentras caras hermosas y nuevas chicas que se agregan a este desfile.

Corren los ríos de cerveza, los expendedores de cerveza a lo largo de la calle desde temprano han escogido su lugar y tienen su mercancía puesta y dispuesta desde luego manteniéndolas frías todo el tiempo.

Ya se hace imposible el caminar por estas rúas que marcan la ruta de los jinetes, mientras que en su recorrido van localizando aquellos muñecos que cuelgan de algunos balcones a lo ancho de estas avenidas.

El ansia de los cabalgantes se refleja en sus gestos por querer prender fuego a los judas Iscariote que fueron los que traicionaron a Jesucristo para que fuera juzgado y muerto en la cruz, pero de todo esto ya ni quien se acuerdo, lo que menos tienen presente es la muerte del redentor, pero el número de envases que serán vaciados en su cuerpo para estar más alegres según ellos y ellas.

Ahora la quema de judas se ha dispuesto para la una de la tarde, aprestando sus reatas para lazar al mono antes de que los cohetes que tienen en sus cuerpos los haga mil pedazos, comienza el quemadero de judas, los jinetes en sus corren de un lado hacia otro para ser los primeros en alcanzar a  prender fuego a estas figuras, en tanto la gente de pie, también se traslada de un lugar a otro para apreciar este espectáculo que antes marcaba el inicio de la Feria de Primavera de Jerez, pero que ahora es la mitad de estos festejos.

En tanto que la bebida espirituosa sigue corriendo por el cuerpo de todos aquellos que son gustosos, recordemos que en otros lugares se conoce esta provincia como la cantina más grande de México, pues prácticamente en todo Jerez, encuentran los expendios de cerveza y tequila.

Comienza la cabalgata charra. Las Autoridades del estado encabezados por el Gobernador del Estado Alejandro Téllez, y el Presidente Municipal Toño Aceves, en hermosos y briosos corceles, quienes van dejando huella por detrás a su paso, son custodiados por la policía estatal quienes abre paso delante de las Autoridades, esto hace que se calme un poco el reburujo que habían desatado los primeros jinetes.

El ambiente se comienza a llenar de fétidos olores que tanto la cerveza tirada y los deshechos de los corceles, han dejado a lo largo y ancho de todo el pueblo, mientras que en otro lado al mismo tiempo que se escuchan las estridentes notas musicales que emiten los instrumentos de las bandas que abundan en esta ciudad, las personas que están disfrutando de este espectáculo, comienzan a bañar a los asistentes de cerveza, quienes lucen sus rostros escurriendo de este líquido, principal protagonista de este día.

Los niños que con sus costales caminan recolectando los envases de aluminio que tiran los consumidores por todo Jerez.

Las bandas que se apostan por las avenidas compiten entre ellas para ver quien tiene el mejor sonido y suben los volúmenes hasta hacer que no se aprecie los acordes ni voces, causando molestias en los oídos de los caminantes y todo aquello se vuelve el juicio final.

La policía y los paramédicos de la cruz roja, no se dan abasto en atender los accidentados y borrachos que por todo el día han sufrido diversos accidentes, al pardear la tarde se ven los cansados caballos que apenas dan paso, incluso algunos de estos caballos han perdido la vida por deshidratación, hambre y cansancio, jinetes que son tirados de sus cabalgaduras creando cómicas posturas, muchos de ellos quedan grabados en los celulares que ahora abundan en todo el mundo y que son muy utilizados en cualesquier situación como esta.

Ya por la noche vemos hombres y mujeres alcoholizados sentados en los quicios de lagunas puertas, bancas del jardín y otros lugares, dormidos disfrutando el sueño de los justos, pero esto sigue y la alegría que demuestran los supervivientes es lo mejor, todos mundo se divirtió, todo mundo gozó, y quieren volver a disfrutar de otro sábado de Gloria en la provincia de Jerez, la gente visitantes y propios, han gozado de las festividades de esta Feria de Primavera, y se apuntan para el próximo seguir gozando de esta parranda con el tamborazo. FELICIDADES. Y… por ahí nos encontraremos.