– A un año de su partida se develó una placa en su memoriaEl decano y pilar del periodismo en el estado y Jerez, Pablo Javier Torres Valdez, fue homenajeado por el Gobierno Municipal de forma permanente y representativa en su primer aniversario luctuoso, con la colocación de una placa de metal conmemorativa además de una ceremonia de ofrenda floral en el Teatro Hinojosa.El alcalde Antonio Aceves Sánchez, habló del distinguido periodista al que le reconoció su labor de más de 60 años investigando y transmitiendo el sentir del pueblo con su trabajo fino a pie y directo al hablar con las personas, observando y teniendo la sensibilidad para interpretar la vida cotidiana y transformarla en notas, en denuncias, y en la muestra de Jerez desde su visión.En alusión a su gusto por la fiesta brava, el munícipe expresó que realizó una gran faena en su vida y profesión, reconociendo su gran trayectoria de lucha diaria que abrazó fiel a su convicción, entregado a su trabajo y siempre amante de su pueblo.El amigo y también periodista, Ignacio Valenzuela Valenzuela, en transmisión virtual dijo que hablar de Torres Valdez es tema inagotable ya que fue un personaje erudito, audaz, crítico, hábil reportero y gran maestro, perteneciendo a la generación de la crisis que los envolvió en violencia, inseguridad y persecución política, pero aun así, agregó su hermana Bertha Torres Valdez, con un gusto fijo por su oficio y la vida.La exalcaldesa evocó diversos pasajes en la trayectoria del director de El Alacrán y su gusto por lo que hacía; recordó también momentos complicados en el periodismo de Torres Valdés que incluyó detenciones momentáneas, agresiones físicas y persecución de algún alcalde, en aquellos tiempos donde ser crítico parecía no estar permitido.Acompañado de la propia expresidenta, así como del exalcalde Eduardo López Mireles y el exdiputado local Ramón Cardona García, Antonio Aceves Sánchez develó la placa que quedará a la memoria de Pablo Javier torres Valdés.Momentos antes, en el Teatro Hinojosa, el Secretario de Gobierno Liborio Carrillo Castro y la Coordinadora de Educación, Silvia Cabral Muñoz, coincidieron en que el reconocido creador del periódico El Alacrán, quedó en la memoria colectiva y trascendió debido a su personalidad, su cercanía a la gente, su vocación por informar y defender las causas sociales, dejando así un legado grande a su familia, al sector periodístico y al municipio.Su hija Gabriela Valdez y su nieto Alejandro Calzada Torres, lo recordaron como el amigo del pueblo que se codeaba con todos por igual compartiéndoles felicidad y quien les enseñó a sus descendientes los valores del trabajo y la honestidad.Con la presencia de familiares como sus hermanas Clara y María del Refugio Torres Valdez, sus hijas y nietos y parte del equipo de trabajo en el caminar periodístico del decano, quedó inmortalizado con una placa en las afueras del que fuera su hogar y taller de impresión.